PasiónSports

Columna: ¿Cómo está el fútbol chileno realmente?

Claudio Borghi, el actual DT de Chile / Foto: Archivo

Por Andrés Morgado (@andresmorgado)
Para los ojos del mundo, el fútbol chileno ha experimentado un gran crecimiento en los últimos años, tanto en su nivel como en talentos de exportación. En décadas pasadas, tener a un jugador en un equipo grande de europa era algo extraordinario, hoy en día la situación es un poco más común y por ende, la exigencia es mayor.

Chile está “puntero” de las clasificatorias, esperando por la fecha libre que podría arrebatarle el primer puesto, pero que lo deja en carrera al Mundial de Brasil 2014. Y si bien el desempeño ha sido correcto, el hincha no está contento con el trabajo de Claudio Borghi al mando de La Roja. El estratega se ha enfrentado con problemas de indiciplina desde el comienzo, en todas las fechas clasificatorias ocurre un hecho que ensucia el nombre de la selección y sus jugadores. Recordado es el episodio del “Bautizazo”, el “Tavelli” o ahora último, la pugna con Jorge Sampaoli y la dirigencia de Universidad de Chile por los jugadores citados.

Con este último caso, el DT de la selección tuvo un revés en su decisión, primero cita a los jugadores, luego los desafecta y finalmente llama de emergencia a Eugenio Mena en reemplazo de Jean Beausejour. “Era necesario” dicen algunos, “No es consecuente” dicen otros. Lo cierto es que anula su propia decisión que por un momento fue tajante.

Borghi vs Bielsa

“Bielsa dejó más viudas que la segunda guerra mundial”, con esta frase se presentó Claudio Borghi como el DT de La Roja. Para muchos fue la primera señal de rechazo. Si bien el “Loco” no ganó nada al mando de la selección, en Borghi no se tenían muchas esperanzas.

Bielsa llevó a Newell’s a lo más alto del fútbol argentino y a pesar de su personalidad introvertida, se convirtió en un ídolo. Pero eso fue en un club, en donde domingo a domingo se debía enfrentar a un rival distinto; cuando tomó el mando de la selección argentina el rumbo fue otro. El nivel era de aquellos, pero no logró rendir, la eliminación en primera ronda del Mundial de Korea-Japón 2002 lo dejó fuera de la selección, ahí fue cuando llegó a Chile y revolucionó nuetro fútbol, un trabajo serio y profesional se tomaba La Roja. Pero nuevamente no fue capaz de obtener resultados. Claramente vemos que Bielsa es capaz de sobrellevar una selección, pero no de conseguir cosas con ella, es un DT del día a día, de un club, por eso lo vemos donde está ahora, llegando a finales y nuevamente, revolucionando el fútbol.

Claudio Borghi es algo similar, tetracampeón con ColoColo, ídolo del Cacique, campeón con Argentinos Jrs, mejor DT de América en 2006 y DT de Boca Jrs. Currículum que cautivó a Sergio Jadue, presiendente de la ANFP, y que lo hizo llegar a la selección chilena. Aún es muy temprano para ver resultados, pero con el juego e irregularidad que está mostrando el equipo, es muy difícil. Recordemos el fracaso de la Copa América el 2011, donde Chile era un candidato seguro y quedó eliminado en Cuartos por Venezuela.

Vemos que ninguno de los dos entrenadores es o fue capaz. Bielsa se ganó el cariño de un país completo y quizá le faltó tiempo para seguir con el proceso, mientras que Borghi solo se mantiene en una linea recta, uno que otro bache, pero nada muy grande aún.

¿Realmente estamos creciendo?

Alexis Sánchez es la figura de Chile / Foto: Archivo

Comenzamos diciendo que ante los ojos del mundo, el fútbol chileno ha tenido un alza importante, lo cual es verdad. Tenemos a un Mauricio Isla, Arturo Vidal, Alexis Sánchez, Gary Medel, entre otros tantos jugando en Europa. La reciente transferencia de Angelo Henríquez, un chico de 18 años, al Manchester United habla de que los grandes tienen sus ojos puestos en Chile. Pero ¿qué pasa con la otra cara de nuestro fútbol?. ¿Nos estamos profesionalizando al mismo ritmo que el nivel de nuestros jugadores?

Son preguntas que complican y no son de fácil respuesta. La llegada de las Sociedades Anónimas sin duda que reguló el tema financiero de los clubes y salvó a éstos, casos como los de ColoColo o la Universidad de Chile son los más emblemáticos, clubes que estaban en la quiebra encontraron una vía de salvación.

Pero quienes tomaron el mando de estos equipos fueron grandes empresarios, dueños de importantes empresas en Chile y también, protagonistas de numerosos escándalos financieros. José Yuraszeck, presidente de Azul Azul (UdeChile), se vio involucrado en una millonaria multa por la venta de una empresa eléctrica, en aquella transacción también participó el actual presidente de Chile y ex-director de ColoColo, Sebastián Piñera, que como dato anecdótico podemos decir que era hincha de Universidad Católica, pero una vez que compra acciones de Blanco y Negro (ColoColo) deja su sentimiento de lado y lo niega. El actual Subsecretario de deportes, Gabriel Ruiz-Tagle también era director de ColoColo, otro caso es el de Sergio Jadue, presidente de la ANFP y ex-presidente de Unión La Calera, club en el que se vio involucrado en una investigación por nexos con drogas. El mismo presidente Jadue, recién asumido, se vio envuelto en una polémica por maltrato familiar.

Todo esto toma aún más fuerza cuando sabemos que en Chile se pagan las entradas más caras. Una entrada para el partido de Chile vs Colombia de este 11 de Septiembre cuesta 28 dólares aproximadamente, mientras que para la Copa América, Argentina cobró un monto de 11 dólares aprox por la misma localidad (Popular o Galería). Un ticket para el torneo nacional, como ver a Universidad Católica por ejemplo, cuesta casi 13 dólares.

Claramente los intereses creados son variados, todos quieren ganar, pero nadie se preocupa del fútbol. Mucho se sabe de negocios, empresas y economía, pero poco y nada de fútbol. Aunque visto desde otro punto de vista, inversiones millonarias las vemos en Inglaterra, Francia o España, pero con dirigentes que están relacionados al mundo del deporte y logran un buen funcionamiento, no como ocurre en Chile. El crecimiento del nivel no lo provocó la llegada de las Sociedades Anónimas, fue producto de una expansión y la cual supo aprovechar Bielsa, fue uno de los legados que dejó en nuestro país.

Pero este tema de intereses no es lo único, sino que también lo improvisado y poco profesional que sigue siendo el fútbol. Polémicas, dimes y diretes, discusiones por televisión y abrazos que no los cree nadie son la tónica en este lado del mundo. Y eso es lo más preocupante, el fútbol está perdiendo credibilidad, se está creciendo en la parte técnica y visual, pero no en el fondo, si no cambiamos de percepción y empezamos a ver el deporte con otros ojos, en algún momento esta máscara se romperá, como pasa en el deporte olímpico chileno, donde los apoyos no corren por quienes tienen que correr. Lo peor, es que el respeto ganado y el nivel adquirido puede perder su valor.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>