PasiónSports

Cuando la perfección de Comaneci llegó a las Olimpiadas

Comaneci logró siete marcas perfectas / Foto: Olympic.org

Por Andrés Morgado (@andresmorgado)
“She’s perfect”
así titulaba la revista Time el día después de la actuación perfecta que realizó Nadia Comaneci en Montreal 1976 y que cautivó al mundo entero

Con apenas 14 años y un metro y medio de estatura, la rumana llegaba como la joven promesa de la gimnasia mundial. Previo a los Juegos, Nadia había conseguido el oro en cada evento excepto suelo y en todos los torneos europeos, convirtiéndose así, en una carta de medalla segura para Rumania. Pero la gimnasta no llegaba con el excesivo nivel de competitividad que algunos tenían, era una niña carismática que a su corta edad buscaba quedar en la historia y no sentía la obligación de quedarse con el oro.

El 17 de Julio la llama en Montreal se encendía y Nadia Comaneci haría su estreno días más tarde. Dentro de todos los aparatos, en el que más se destacó fueron las barras asimétricas. Su actuación fue brillante, una prolijidad y naturalidad nunca antes vista, fue tal el nivel de asombro que los juececes sucumbieron ante la rumana y le asignaron un 10 perfecto. Pensar que ni el marcador estaba preparado, ya que solo tenía 3 dígitos y marcó un “1.00″. Su desplante en las barras dio vuelta el mundo y Comaneci hacía historia. Pero esa fue su primera actuación perfecta de siete que obtuvo, más adelante incluyó un 10 en la viga de equilibrio

Como era de esperar, Comaneci se quedó con el oro en barras paralelas, viga de equilibrio y el all-around individual. Además obtuvo la plata en la competición por equipos y el bronce en su área más débil, el suelo.

Pero Montreal no sería su única participación, Comaneci también participó en Moscú 1980, donde no pudo repetir la puntuación perfecta, pero se consolidó como una de las mejores gimnastas de todos los tiempos. En Rusia consiguió 2 medallas de oro y 2 medallas de plata, convirtiéndose en una verdadera leyenda olímpica. Su actuación y nombre son recordados por todos, inclusive por aquellos que no son amantes del deporte.

Nadia Comaneci decide retirarse en el peak de su carrera, siendo Moscú 1980 sus últimos Juegos Olímpicos, consiguiendo un total de 9 medallas (5 de oro, 3 de plata y 1 de bronce). En 1989 se radica en Estados Unidos y se casa con Bert Conner, un gimnasta con el cual se conoció en la década de los 70. Sin duda que su 10 perfecto, su simpatía, talento y sus medallas la convierten en, para muchos, la mejor gimnasta de la historia.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>